Este site utiliza cookies. Al continuar estás permitiendo su uso. Saber más.

Aprende a jugar Baccarat

Aprende a jugar Baccarat

Reglas básicas para jugar Baccarat.

por Academia   |   comentarios 0

Después de la publicación de nuestro artículo contando hechos históricos del Baccarat, en este artículo le enseñaremos los conceptos básicos de este juego de casino. Tiene algunas similitudes con el Blackjack, uno de los juegos más famosos del mundo, y quizás por eso tiene la adoración de miles de jugadores. La versión más conocida se llama “Punto Banco”, que será nuestra referencia, pero existen otras variables, llamadas “Chemin de fer” (Chemmy), “Baccarat banque” (à deux tableaux), además de “Macao”.
 
 
¡Haga parte de nuestro canal en Telegram - Haciendo Clic AQUÍ!

 

Reglas básicas

En Baccarat puedes hacer tres apuestas sobre quién será el ganador, antes de recibir las cartas: tú, el banquero (dealer) o un empate.
 
A diferencia del Blackjack, en el que juegas "contra" el dealer, en este juego tienes la posibilidad de apostar tanto a favor de la casa como en tu propia mano.
 
Una vez realizada la apuesta, se reparten las cartas. Hay dos para el banquero y dos para el jugador, alternativamente. El propósito del juego es que tu mano valga nueve u ocho puntos (llamada mano natural). ¡Es muy sencillo!

 
¡Consulte todos los PARTIDOS DE HOY y sigalos en vivo!

 

Valor de las cartas

Cartas 2 a 9: valen sus propios valores.
 
Ás: tiene un valor de 1.
 
Diez, Jota, Reina y Rey: tiene un valor de 0 (cero).
 
Importante: el valor máximo que se puede alcanzar es 9. De esta forma, si la suma de las dos cartas es mayor que el valor límite, solo se considera el último dígito.
 
Por ejemplo: en 6 + 8 = 14 su mano valdría 4 (el último dígito se convierte en el valor).

Como se Juega 

Como puede ver, después de repartir las cartas, el propósito es que la suma de las cartas sea nueve o, en el peor de los casos, ocho (ambos llamados mano natural).
 
Si uno tiene una mano que suma nueve u ocho y el otro no, el ganador será la mano natural.
 
Si alguno de ellos termina la ronda con una mano natural, obviamente ganará el que tenga el valor más alto. Nueve le gana a ocho.
 
Si los dos terminan la ronda con una mano idéntica, se considera un empate.
 
¿Qué pasa si después de repartir las dos cartas de cada uno, ninguno ha hecho una mano natural? Por tanto, existen algunas reglas para recibir la tercera carta.

Cuando el jugador puede recibir una tercera carta o no 

- Si la suma de la mano inicial es de 0 a 5, puede recibir una tercera carta.
 
- Si la suma de la mano inicial es 6 o 7, se queda con la mano, sin recibir una tercera carta.
 
En este momento se finalizan las posibilidades del jugador. En Baccarat se permite un máximo de tres cartas, tanto para el banquero como para el jugador.

Cuando el banquero (dealer) puede o no recibir una tercera carta 

- Si la suma de la mano inicial está entre 0 y 2, el dealer puede recibir una tercera carta.
 
- Si la suma de la mano inicial es 3, puede robar otra carta (solo que no puede si el jugador saca un 8 en su tercera carta).
 
- Si la suma de la mano inicial es 4, el dealer puede recibir una tercera carta solo si el valor de la tercera carta del jugador está entre 2 y 7.
 
- Si la suma de la mano inicial del dealer es 5, tendrá derecho a la tercera carta solo si la tercera carta del jugador tiene un valor entre 4 y 7.
 
- Si la suma de la mano inicial es 6, puede recibir una tercera carta solo si la tercera carta del jugador fue un 6 o un 7.
 
- Si la suma de la mano inicial es 7, se queda con la mano, sin recibir una tercera carta.
 
Finalmente, si los dos han recibido su tercera carta, el ganador de la ronda será quien se acerque a las nueve. En caso de empate, la apuesta es nula, no pierdes, pero no ganas.


Hechos históricos del Baccarat